lunes, 4 de febrero de 2008

Coto privado de caza

Esta secuela de ALIEN VERSUS PREDATOR, empieza donde acababa la anterior.
La nave de los depredadores acaba haciendo un aterrizaje forzoso en un bosque, en las cercanías de un pequeño pueblo norteamericano.
Los aliens se escapan, y empiezan a reproducirse de forma indiscriminada.
Cuando llegan al su estado normal, empiezan a exterminar a todo humano que encuentran a su paso.
Desde su planeta, un depredador que ha visto lo acontecido en el interior de la nave, se ve obligado a ir a La Tierra, para vengar a sus congéneres y dar caza a los aliens.
Dirigida por unos desconocidos hermanos Strause, esta película, sin apenas guión, y con unos personajes planos y llenos de tópicos, ofrece a los fans menos exigentes de ambas sagas, un aqui te pillo, aqui te mato, con algún que otro guiño a films anteriores y poco más.
Es evidente que no estamos ante una gran película, pero tampoco es tan mala como muchos críticos sesudos y demás aprendices nos quieren hacer creer.
Es más de lo mismo, y ofrece a los fans aquello que quieren ver, sin tener que romperse demasiado la cabeza, que no es otra cosa que ver a los extraterrestres más sanguinarios del cine frente a frente.
Y como tiene un final abierto, es casi seguro que los volveremos a ver.



Valoración: ** (*****)

3 comentarios:

Osukaru dijo...

Esta claro que no hay que esperar mucho de la película en si. Simplemente es un espectáculo y sabiendo esto que vaya quien quiera y le apetezca.

Así de simple, no?.

Yota dijo...

Yo me lo pasé en grande con la cinta, es lo que esperaba de ella y la aparición final de Mariko Noguchi em puso los pelos de punta. ¡Quiero tercera parte!

kornikabrosalvaje dijo...

La primera parte no hay quien la vea, pero esta secuela me gustó bastante, siempre teniendo en cuenta que es una peli palomitera, para pasar el rato, es casi como un videojuego, solo que sin guión, así que lo pasé bien viendola.