viernes, 12 de octubre de 2007

Tormento


Después del tremendo exito en "Amazing Spiderman" como dibujante, en Marvel decidierón dar a Todd McFarlane una nueva cabecera como creador absoluto.
Asi nació una nueva serie dedicada al trepamuros en donde la nueva estrella del comic podría ejercer como autor completo. Llevó el "original" título de "Spiderman", y llegaría a vender en su primer número la friolera cifra de 3.000.000 millones de ejemplares, allá en 1990.
El primer arco argumental, estaba centrado en la nueva aparición del Lagarto, esta vez más monstruoso y letal que nunca, en la que nuestro amistoso vecino tenía las de perder.
Pues bien, una vez releido la historia en cuestión, me reafirmo en lo que ya sabía, el señor McFarlane es el autor más sobrevalorado de la industria.
Estamos ante una obra en donde el guión brilla por su ausencia, y en donde el supuesto espectacular dibujo se basa unicamente en colocar a nuestro héroe en posturas del todo imposible.
Lo dicho, un mal tebeo, que el tiempo a puesto en el lugar que le corresponde, que no es otro que el cubo de la basura.

Valoración: * (sobre *****)

2 comentarios:

Osukaru dijo...

A mi me gusta mucho el estilo de dibujo de McFarlane y todo ese (como dijo Ternin en alguna reseña suya) "como-molismo", pero tampoco voy salvarle el culo por ello. Como bien dices el guión es una mala paja mental, totalmente desustanciado. Este cómic solo es una serie de viñetas ( o splashpages)de acción donde vemos un Spiderman excesivamente contorsionista.

PAblo dijo...

Pues no leas "Spawn" que lo que hizo en "Amazing Spiderman" fue lo mejorcito de su carrera. Luego se dedicó a los muñequitos.

Gran blog ;-D