lunes, 23 de febrero de 2009

Nada termina nunca

Excelente ensayo escrito por el gaditano Rafael Marín, en que analiza y desmesuza el perfecto engranje de relojería que es Watchmen.
Todo desde la admiración y respeto hacia la obra de Alan Moore, un cómic imperecedero que ha cautivado y cautivará a lectores de todo el mundo.
W de Watchmen, no evita los spoilers, por lo que conviene leerlo suna vez leído el cómic.
Una apasionate lectura, que hará las delicias de todo fan.
Ya me gustaría a mí tener la facilidad que tiene este hombre a la hora de escribir, y haber escrito un libro como este.
Claro que ya me tenía ganado de antemano, por como a él, me apasiona la novela gráfica que analiza profundamente.
Puede parecer oportuno, que ahora que se estrena la película salgan libros como este.
Pero es que después de más de 20 años desde que se publicó Watchmen por primera vez, un ensayo de estas carácteristicas hacia falta.
Y que lo haya escrito uno de los nuestros, es motivo de satisfacción.