domingo, 20 de enero de 2008

Las matemáticas son aburridas

Tenía muchas ganas de ver la nueva película de Alex de la Iglesia, director que no me ha defraudado ni en sus peores films.
Pero no puedo decir lo mismo de LOS CRIMENES DE OXFORD, ya que salí del cine bastante decepcionado.
Y no creo que la culpa la tenga el cambio de registro, en una película que pretende emular y homenajear al maestro Alfred Hitchcock, sin conseguirlo.
La película, que transcurre en la ciudad universitaria del título, y que enfrenta a un eminente matemático y a un recien llegado alumno a la hora de resolver una serie de crímenes que se estan llevando a cabo, se hace en sus casi dos horas, tediosa y aburrida a partes iguales.
Elijah Wood, con su perpetua mirada de asombro, y John Hurt, sospechosamente parecido a Ian Mckellen son sus protagonistas, acompañados por un plantel de actores más o menos competentes, y en donde tambien tenemos a Leonor Watling, en un papel en lo que único que hace es poner caliente a sus acompañantes, y de paso a la platea masculina.
Y es que las escenas de sexo, al margén de que no aportan nada a la trama, (el director las ha metido ya que debe estar enamorado platonicamente de la actriz) parecen estar rodadas por un Almodovar primerizo, de tan lamentables que son.
Lo mejor de la película, y eso que son cosas que se salen del contexto, es el homenaje a "V de Vendetta" en una secuencia en la que se celebra el día de Guy Fawkes, (que no esta en la novela); y una frase que pronuncia un secundario que interpreta a un alumno ruso un pelín desiquilibrado cuando esta en estado de embriaguez, y en la que menciona al Sombrerero Loco (para el que no lo sepa, uno de los villanos de Batman).
Dos momentos con los que pretende contentar a sus fans más frikis.
Lo dicho, una película totalmente olvidable, y con la que te das cuenta que la paternidad y la madurez ha hecho que el orondo Alex pierda ese halo de eterno Peter Pan que le acompañaba hasta hace poco (debería aprender de su colega Gullermo del Toro).
Y es que después de ver este film, tardaré en volver a pagar por una película española.

Valoración: * (sobre *****)

2 comentarios:

Yota dijo...

Bufff, de acuerdo en todo con tu crítica, años ha de la última vez que casi me duermo en el cine

kornikabrosalvaje dijo...

Lo unico salvable, las 2 buenas razones de la Watling