viernes, 26 de junio de 2009

Dos Ángeles más en el cielo

Si ayer cené con la muerte de una actriz, hoy he desayunado con la desaparición de un cantante. Asi es la vida de cruel.

A los 62 años, y tras tres luchando contra el cáncer, al final esta maldita enfermedad se llevó a Farrah Fawcett, la que fuera la rubia de Los Ángeles de Charlie en la serie televisiva.

Los sabados por la tarde de mi preadolescencia el ver esta serie era una cita ineludible.

De las tres, fué la que antes abandonó el show, para emprender una carrera en el cine sin demasiado éxito.

Descansa en paz, ángel rubio.


Inesperado ha sido el fallecimiento del Rey de Pop Michael Jackson, con tan solo 51 años, al parecer debido a un paro cardiáco.
El eterno Peter Pan, convertido en los últimos años en un juguete roto, de rostro monstruoso, debido a sus múltiples operaciones, pasó a la historia de la música con por su disco Thriller, convertido en el más vendido de todos los tiempos.
Pero su carrera no acabó ahí, ya que siguió grabando excelentes discos, aunque ninguno superó a este, convertido en mítico.
Una verdera lástima, que después de la gloria, su vida estuviera repleta de escádalos que es mejor olvidar.
Espero que allí donde este, encuentre la paz.