martes, 30 de junio de 2009

Decepcionante transformacíón

Hace dos años, Michael Bay (director amado y odiado a partes iguales), estrenó Transformers, basada en aquellos muñequitos ochenteros.
Supó dotar a la película de aire fresco, que si no hubiera sido por sus impresionantes efectos visuales de última generación parecería haberse rodado en aquellos maravillosos años en que estos triunfarón.
Ahora vuelve con una secuela, en la cual se olvida de todo lo bueno que tenía su predecesora, y hace hincapíe en todo lo malo.

Transformers. La venganza de los caídos es una película totalmente vacía, abrumadora en sus efectos especiales, tanto que llegan a cansar; y repleta de chistes sin gracia.
Si en la primera estaba más contenido, debido quizás a la supervisión de Steven Spielberg; aquí vuelve a echar mano de su característica manera de hacer cine, haciendo un film largo, pretencioso y aburrido.
En aquella, ver los robots alieníegenas en acción era todo un espectáculo.
Sin embargo en la que nos ocupa, pasada la novedad, esto mismo resulta cansino y repetitivo.
Quizás lo más logrado en cuestión de efectos visuales es ver lo bien que estan hechos los robots con apariencia humana, tales como la maciza novia del protagonista, o la rubia que intenta seducirle.
Dicen que son actrices de verdad, y que responden al nombre de Megan Fox e Isabel Lucas respectivamente, pero yo no acabo de creermelo.

Cinismo aparte, y a pesar de los guiños que se pueden encontrar para hacer la película más llevadera, la verdad es que lo mejor de la proyección ha sido el aire acondicionado de la sala de cine.

Valoración: ** (sobre *****)

3 comentarios:

Anwar dijo...

Se nota que no te ha gustado mucho

Saludos

Nacho dijo...

No sé si habrás visto en mi blog mi opinión, pero no dista demasiado de la tuya...

Saludos!

Yota dijo...

Jajaja, parece de momento que el único que ha disfrutado mogollón de ella soy yo.

Saludos.