jueves, 5 de junio de 2008

Llega el Apocalipsis

Frank Darabont es un especialista en llevar obras de Stephen King a la gran pantalla
Suyas son pelúculas como "Cadena perpetua" y "La milla verde", basadas en novelas del maestro del terror.
Ahora vuelve hacerlo con La niebla, que nada tiene que ver con la película del mismo título de John Carpenter.

Cuando David Drayton, va con su hijo al supermercado del pueblo en donde vive, una espesa niebla se adueña del lugar.
Una niebla que traera consigo terroríficas criaturas dispuestas a acabar con todo ser viviente.
La psicosis se apodera de todos los que allí se encuentran, dispuestos a matarse entre ellos, con tal de sobrevivir.

Nada nuevo bajo el sol nos ofrece este film, cercano a la serie B de los años 50.
El director esta aquí poco inspirado, ofreciendonos una película de terror en la que no hay lugar para la sorpresa.
Más preocupado por mostrarnos las aberrantes criaturas, que por crear tensión.
Al enseñarnos estas desde el principio, el factor miedo a lo desconocido se diluye por completo, algo que el maestro Carpenter hizo muy bien en su película.
Y es que para asustar al personal no hace falta escenas grandilocuentes repletas de sangre.
Si no que se lo digan a M. Night Shyamalan, experto en mantenernos en tensión sin que apenas veamos nada.
El señor Daranbont debería tomar lecciones de cine de ambos directores, grandes expertos en esto del terror.

Valoración: ** (sobre *****)

3 comentarios:

Conner Kent dijo...

pues mira que a mi me gustó, sobretodo porque esta vez el intríngulis no está en la niebla sinó en el comportamiento humano que es lo que le da ese toque amargo que necesita la película...sin hablar ya del final que no me gustó nada O_O

ZANTOBLIN dijo...

Yo no he visto la película. Pero me gustaría decir que sí he leído el relato y creo que era muy difícil hacer un buen film con una historia tan simplona y poco trabajada. CADENA PERPETUA y LA MILLA VERDE sí eran buenas historias para adaptar, pero esta...
Claro que ya quedan pocas buenas história de King por adaptar.

Pedro l. Corpa Hervás dijo...

sólo decir, querido Jon, que el maestro Carpenter no abordaba la misma historia, y la que aquí nos ocupa, en ningun momento niega que el miedo no es el misterio de la niebla en sí, sino lo que hay en la niebla.
yh personalmente, no me parece una pelicula nada desdeñable para como está hoy en día el cine de terror industrial.

Ah, le recuerdo que la gran obra de arte de Carpenter, la Cosa, es bastante más evidente con su criatura, casi de serie Z, y lo exagera desde el principio, y por ello no pierde ni un ápice de interés.

En cualquier caso, yo siempre tocando los huevos... jejeje.