martes, 4 de septiembre de 2007

¿Sueñan los replicantes con unicornios albinos?


BLADE RUNNER, película que Ridley Scott estrenó en 1982, después de un rodaje caótico y lleno de problemas, resultó ser un fracaso tanto de taquilla como de crítica, y que el tiempo se ha encargado de poner en el lugar que le corresponde.
Es sin duda, un obra maestra, no solo del género, sino de la historia del cine.
Una obra única que revoluciona la ciencia ficción haciendo un film oscuro y pesimista, que después de 25 años mantiene intacto todo su esplendor.
El señor Scott, no quedó muy contento del primer montaje que se estrenó, por lo que a lo largo de todos estos años ha hecho lo posible por hacer la película tal y como el quería.
En 1992, se estrenaría un nuevo corte, donde desaparecía la voz en off del protagonista, tan característica en el cine negro, y que al director no le gustaba nada , ya que fué añadida a posteriori, y el final feliz que le fué impuesto por la productora, y que desentonaba totalmente.
Tambien añadió la secuencia del unicornio, que aunque se piense que esta cogida de descartes de la posterior "Legend", ya estaba rodada y era parte de las escenas eliminadas en el montaje principal. Esta secuencia nos viene a decir que Rick Deckard es un replicante, por lo que la ambigüedad del corte original queda eliminada.
Para finales de año se espera la salida en todos los soportes digitales, de lo que parece que será el montaje definitivo, y para el que ha rodado algunas escenas nuevas, y que se ha podido ver en el Festival de Venecia, que se esta celebrando en estos días.
No voy a hablar de su argumento, de sobras conocido por todos los amantes del cine. Solo comentaros que es mi película favorita, y que no me canso de ver en ningún momento.
Sobre la verdardera naturaleza de Deckard, soy de los que opinan que es un replicante, ya que durante todo el film hay indicios que así lo demuestran. Es más, en el excelente libro "Futuro en negro. Como se hizo Blade Runner", escrito por Paul M. Sammon, el autor viene a decir, y no le falta razón, que se trata de un Nexus-7, y por lo tanto, superior a los que da caza, ya que si los Nexus-6 son perfectos en todos los sentidos, el replicante Deckard sería el más humano, con todas las debilidades y imperfecciones que tienen los nacidos biologicamente.
En definitiva, una película que se cuestiona lo que el ser humano se lleva preguntando desde la prehistoria: ¿Quienes somos? ¿De donde venimos? ¿A donde vamos?
Unas preguntas que jamás tendrán respuesta.

5 comentarios:

Ternin dijo...

Demasiadas versiones cansan un poco la verdad.

BELDARIN dijo...

Ademas de verdad diselo a nataliabook que me dijo lo mismo

JON OSTERMAN dijo...

Puede que cansen, pero mi devoción por esta pelí me nubla la mente, y pienso ser de los primeros en adquirir el maletín.

DECKARD dijo...

Por mi nick y mi blog, ya se imaginará la devoción que siento por esta película.

Lo mejor del nuevo montaje es que tengamos la posibilidad de volver a verla en el cine, que es donde adquiere toda su dimensión.

Respecto a Deckard, prefiero ver la película pensando que es un humano porque me parece que así el enfrentamiento con los replicantes adquiere más fuerza. Sin embargo, la ambigüedad de la película constituye uno de sus principales valores, así que respeto todas las interpretaciones.

Con ese maletín, un suministro ilimitado de cerveza (Franciskaner, si no es mucho pedir) y Scarlett Johansson, sería feliz hasta en la puñetera isla de Perdidos.

Un saludo!

JON OSTERMAN dijo...

Por favor,tuteame. Junto al maletín, voy a adquirir una caja fuerte para guardarlo. ¡Je, je, je!