lunes, 17 de septiembre de 2007

El síndrome del Dejá Vú

No hay semana que no llegue a nuestra cartelera una película de terror.
Ya pueden venir de Estados Unidos, Europa o de cualquier otro lugar, que todas estan cortadas por el mismo patrón.
Tanto "Turistas", como "Wolf Creek", "Los ojos del mal", o la recien estrenada "Cabeza de muerte", cuentan lo mismo. Un grupo de jovenes viajan a algún sitio y allí se encuentran con el psicópata de turno que acabara con casi todos.
Es cierto que este argumento es viejo dentro del cine de terror, ya que films como "La matanza de Texas" o "Viernes 13" eran de características similares, pero bajo ningún concepto se parecía una a otra.
Sin embargo, las que estamos viendo ultimamente se parecen unas a otras como dos gotas de agua.
Y no solo las citadas con anterioridad, podría poner más ejemplos, sin irnos muy lejos hay esta "Hostel" o las sucesivas secuelas de "Saw", que si bien en la primera el punto de partida era original, en sucesivas entregas se han convertido en más de lo mismo.
No se vosotros, pero yo ya estoy un poco harto de esta nueva moda que se ha impuesto en uno de los géneros más productivos del cine, ya que parece que estes viendo la misma película una y otra vez.
Es obvio que cada vez hay menos imaginación en el cine actual, pero los señores guionistas ya podrían ser un poco más originales, y no copiarse unos a otros.
No se si existira el manual del guionista perfecto, pero si asi fuera, más de uno debería leerlo.

2 comentarios:

Pater dijo...

pues yo la de "Wolf Creek" la encontré la más "fresca" de todas, por el ambiente tan bien conseguido, el protagonismo coral ya ke ninguno de los personajes destacaba por encima del resto... y por el final, en el ke por fin el personaje ke se salva no es una chica! ya iba siendo hora! XD

pero sí, de acuerdo en ke hay muchas y muy iguales... pero bueno, son pelis ke se hacen para ganar pasta, porke salen baratas

y lo ke digo yo, se ven, y la ke guste pues para la dvdteca y listo :)

saludos! ^^

Adri dijo...

Amo a Kristian Bell y no me importa decirlo a los cuatro vientoooooooooooooooooooooooooos.

Por dios que niña.... (babas, babas)