domingo, 30 de octubre de 2011

Bat-Joker


Garth Ennis y Mark Millar, aparte de compartir nacionalidad, comparten tambien una inusual pasión por escribir guiones cada vez más bestias y politicamente incorrectos.

Lo que les diferencia es que, mientras el primero siente una aberración enfermiza hacia los suprehéroes como esta demostrando en su polémica serie The Boys, el segundo es un amante de los mismos.

Ya lo ha demostrado anteriormente y lo vuelve hacer en la miniserie Némesis, que dibuja Steven McNiven, que ya trabajó con el escocés en Civil War y El Viejo Logan.

En ella se nos presenta Matthew Anderson, un sosías de Batman, que usa un traje blanco, pero que al contrario que Bruce Wayne, usa su fortuna para hacer el mal.

Las atrocidades que comete dejan pequeñas a las que suele cometer el Joker, y su retorcida mente haría las delicias de todos los psiquiatras.

¿Habeís visto alguna película de la saga Saw?
Pues las atrocidades que comete este villano disfrazado de superhéroe rivalizan de tu a tu con las de Puzzle en la saga cinematográfica, ya que ambas son igual de retorcidas.

Su lectura no deja indiferente a nadie.
Por eso mismo, sus detractores son tantos comos sus defensores.

Para ser sinceros, no es que sea la mejor obra de su autor, pero yo lo he pasado francamente bien leyendolo.
Es un tebeo divertido, gamberro, bien escrito y mejor dibujado, que incluye sorpresa final, la cual no voy a desvelar.