miércoles, 9 de abril de 2008

Doble sesión de aburrimiento

Ayer asistí a una doble sesión de cine.
Menos mal que durarón poco, por que si digo la verdad, me aburrí soberanamente con ambas.


La primera que vi fué CLOVERFIELD (me niego a poner su horrible título en castellano).

Producida por el nuevo niño prodigio de la televisión americana, J. J. Abrams (creador de Alias y Perdidos, que en estos momentos esta dirigiendo la precuela de Star Trek), esta rodada cámara en mano.

Pero al contrario que "Rec", aquí se hace insufrible. Y el hecho de que resulta poco creíble, ya que nadie en su sano juicio, iría por ahí grabando todo cuando su vida corre peligro ante la amenaza de un gigantesco monstruo que esta asolando la ciudad.

La historia comienza en una despedida de jovenes ricos y guapos, para que después de casi veinte minutos totalmente aburridos e innecesarios, asisistimos a como los rascacielos de Manhattan empiezan a derrumbarse.

Es a partir de ese momento cuando la película cobra intensidad, pero no consigue remontar el vuelo, y al final solo deseas que acabé pronto.

Valoración: ** (sobre *****)

Pero lo peor estaba por llegar.

Con un reparto de lujo, compuesto por actores como Dennis Quaid, William Hurt, Sigourney Weaver, Forest Whitaker, o nuestro Eduardo Noriega, esta presunto film de acción se desarrolla en Salamanca, en donde se celebra una cumbre europea de jefes de estado, y durante la cual el presidente de Estados Unidos cae abatido por disparos en un atentado.

Todo parece apuntar a una célula terrorista islámica, pero luego veremos que hay otra gente implicada.

Contada bajo seis puntos de vista diferentes, vemos lo mismo una y otra vez (queriendo copiar a Rashomon, la obra maestra de Akira Kurosawa).

Pero todo lo que en la película del cineasta japonés era una inteligente muestra de como rodar buen cine, EN EL PUNTO DE MIRA solo hay momentos de desidia y bostezos, en una trama que no logra conectar con el espectador.

Y para colmo, al estar rodada en Mexico, la mayoria de los figurantes y actores con un pequeño papel estan interpretados por artistas autóctonos, que de cara al espectador español resulta poco creíble.

Lo dicho, una doble sesión olvidable.

Valoración: * (sobre *****).

3 comentarios:

ZANTOBLIN dijo...

¿Ves? A mí CLOVERFIELD me encantó. Aunque tienes razón en lo de la falta de cridibibilidad de la cámara en mano. Pese a ello, creo que de esa manera se consigue hacercar más la realidad de lo que está sucediendo al espectador. Crea algo parecido a los videojuegos en primera persona.
Lo que sí hay que reconocerle a la película es lo logarado de los efectos especiales, ¿no te parece?

PAblo dijo...

Pues yo tenía curiosidad por "En el punto de mira" pero creo que se va a quedar pendiente hasta que la pongan en la tele.


Impacientes Saludos.

DECKARD dijo...

Le acompaño en el sentimiento. ¡Las dos peores películas que he visto este año en el mismo día!

Es como para perder la confianza en el séptimo arte.

Un saludo!