martes, 24 de marzo de 2009

Larga vida y prosperidad. 1ª Parte

Cuando queda poco más de un mes para que veamos la versión que J. J. Abrams ha hecho de la franquicia Star Trek, es hora de volver la vista atrás y hacer un repaso por las anteriores películas de la saga creada por Gene Roddenberry.
No voy a hablar de las series, ya que aparte de episodios sueltos, he visto más bien poco, y no considero aceptable hablar de aquello que desconozco.


Star Trek, La película fué la que dió el pistoletazo de salida en 1979.
Paramount dió luz verde al proyecto tras el éxito de La Guerra de las Galaxias, y eligió para su dirección a Robert Wise, que ya se había adentrado de manera notable en el género de ciencia ficción con Ultimátum a La Tierra y La amenaza de Andrómeda, esta última basada en una famosa novela de Michael Crichton.
Para conformar el reparto, que mejor hacerlo que con el reparto de la serie original, y así la tripulación del Enterprise volvería de nuevo al espacio.

Lejos de hacer una película de aventuras en la onda de la de George Lucas, la intención de los implicados era hacer algo más afín a la serie, o lo que es lo mismo una visión más realista y adulta, cercana a 2001, una odisea del espacio.

La película funcionó bastante bien, por lo que la secuela estaba cantada.

La ira de Khan, título de esta segunda entrega recuperaba para la ocasión un malvado y carismático personaje de la serie, que fué interpretado por el mismo actor que en la versión catódica: Ricardo Montalban.
El encargado de la dirección recayó esta vez a manos de Nicholas Meyer, que dotó a la película de más acción y menos planteamientos filosóficos.


En busca de Spock, empieza en el mismo instante en que finaliza el anterior film, por lo que podríamos hablar de una película dividida en dos.
Leonard Nimoy, actor que interpreta a Spock es esta vez el encargado de la dirección.
Sigue el mismo tono de acción y aventura iniciado con el segundo film.

Misión: Salvar la Tierra, es una historia de viajes en el tiempo, argumentos ya explotados en la añeja serie, y que son los más celebrados por los fans.
El capitan Kirk y Spock deben retroceder al pasado, más concretamente a 1984, para tratar de salvar su futuro.
El argumento funcionó muy bien entre los treekies, pero el resto de espectadores permanecieron indiferentes.
Tras la dirección de volvemos a encontrar a Leonard Nimoy.

La última frontera, dirigida por William (capitán Kirk) Shatner es la que peor ha funcionado en taquilla, debido quizás a su descabellado argumento, en el cual nuestros héroes se enfrentan al mismísimo Dios.
Su escasa recaudación en taquilla hizo que saliera directamente en video en el resto del mundo.

Aquel país desconocido, recuperó en la dirección a Nicholas Meyer, que se encargó de la segunda entrega, que casualmente fué la más taquillera de toda la serie.
Los villanos vuelven a ser los temibles klingons, los más famosos villanos de la franquicia.
Aunque la película esta muy por encima de las dos anteriores, no alcanzo el éxito esperado, por lo que los productores decidierón jubilar a la vieja tripulación.
Era el momento de renovar la saga con una nueva Enterprise y nueva tripulación.