jueves, 18 de agosto de 2011

Una década prodigiosa

Mañana llegan a los cines dos películas, que si nada se tuerce ire a ver los próximos días.
Conan el Bárbaro y Super 8.
La segunda es un homenaje que su director, J. J. Abrams, hace a los films que veía de pequeño, donde importaban más los personajes que los efectos visuales, cosa que tambien sucede a lo muy estimable Capitán América. El primer Vengador.

Como ya sabreís, se desarrolla en 1979, lo que me sirve de excusa para hablar brevemente del cine que se hacía en aquella década, a mi modo de ver, la mejor para el séptimo arte.

No obstante, como bien podeís ver en la columna de la izquierda, cuatro de mis cinco favoritas son de estos años, aunque la que encabeza la lista sea de 1982.

Son años en la que una nueva era de jóvenes cineastas americanos irrumpierón en el panorama cinematográfico, sorprendiendo a propios y extraños.
Hoy en día estan entre los más grandes, pero en los 70 nadie les conocía.
Sus nombres los sabeís de sobra.
Francis Ford Coppola, Martin Scorsesse, Ridley Scott, Steven Spielberg, e incluso George Lucas, revolucionarón el cine, y su influencia ha llegado hasta nuestros días.
Si ya lo se, el tercero es inglés, pero tambien debe estar en esta lista.

De hay surgierón films como El Padrino, Malas Calles, Encuentros en la Tercera Fase o La Guerra de las Galaxias.

Pero esta década tambien nos dejó obras maestras como El Exorcista, Tiburón, Fiebre del Sábado Noche, Superman, entre otras muchas, por lo que resultaría imposible citarlas a todas.

La película de Abrams esta producida por el padre de E.T., y en ella aparece el logo de Amblim, la productora que Spielberg creó junto Kathleen Kennedy y Frank Marshall en 1982, y que aparecía en en esa década en todas su producciones, y que actualmente ya no utiliza, salvo en esta ocasión tan especial.

Y es que Super 8 tambien homenajea a la producciones ochenteras del director de Salvar al Soldado Ryan.
Grandes títulos entre los que se encuentran Los Goonies, Gremlims, Regreso al Futuro o El Secreto de la Pirámide.

Por todo esto, y por otras causas, como declararme fan incodicional del director, es por lo que tengo unas ganas enormes de ver esta película.
Es junto con Christopher Nolan, el que más proyección de futuro tiene en estos momentos.
A él se deben producciones televisivas tan magníficas como Alias, Perdidos o Fringe.
Y que tambien es el director de Star Trek, la mejor Space Opera de los últimos años, de la que esoy deseando ver una secuela.

En un verano, en el que un servidor ha disfrutado mucho con las películas de estreno que ha visto, (salvo Transformers 3), si solo hubiera podido ver una de las que se han estrenado, hubiera elegido esta.