jueves, 7 de abril de 2011

Algo más que un cruzado enmascarado

Tengo que retractarme.
Todo lo dicho aquí debe ser olvidado.
He de reconocer, que una vez leída toda la etapa de Grant Morrison en la colección de Batman, la cosa cobra sentido, y que se disfruta muchísimo.
Si anteriormente la puse a caer de un burro, ahora tengo que comerme mis propias palabras, y desahacerme en elogios.

Lo que esta haciendo el escocés es digno de admiración, ya que en vez de renegar de ciertas etapas del personaje como hacen otros, (sobre todo las de los años 50 y 60, en las que todo valía), lo que hace es condensar los 70 años de historietas para narrarnos su particular visión del Caballero Oscuro.

Y es que no tenemos que olvidarnos de que estamos hablando de un universo de ficción; en el que habitan seres con superpoderes, algunos de ellos venidos de remotos planetas, con diosas griegas del pasado, y personajes venidos del futuro, y en el que existen multitud de universos paralelos; y el hombre murciélago forma parte de él.

Por tanto, lo que esta haciendo el guionista, es tan valido como lo demás, aunque a algunos no les guste.