jueves, 21 de abril de 2011

El fichaje del año

Avatar Press es una pequeña editorial americana de comics, que un buen día tuvo la brillante idea de fichar a guionistas estrellas.
No le importaba lo que escribieran, con tal de tener sus nombres en la portada.
Asi que de esta forma, salieron historias de dudosa calidad escritas por autores de prestigio como Garth Ennis, Warren Ellis, Jamie Delano, o el mismísimo Alan Moore.

Títulos como Streets of Glory, 303 o Crossed salierón de la pluma del primero.

Del segundo, nacierón historias como Black Summer, Doktor Sleepless o No Hero.

El tercero publicó un miniserie titulada Narcopolis.

Y el Maestro entregó Otro romance suburbano.

Un llamativo diseño, y un elenco de competentes dibujantes, no fueron suficiente para que salieran buenas obras.
Una vez leídas, llegabas a la conclusión de que sus autores las habian escrito, en los momentos que iban al retrete a hacer sus necesidades.

En nuestro país, la editorial encargada de traernos los citados títulos, y algunos otros, ha sido Glénat, quizás confiada en que viniendo de quien venían, no podían ser malos tebeos.
Y hete aquí, que el aficionado patrio estaría dispuesto a hacerse con estas obras de sus guionistas favoritos, como fué mi caso.
Hasta que me di cuenta que estaba malgastando mi dinero en comis más bien mediocres.

Todo viene a colación, porque Panini se ha hecho con los derechos de Neonomicon, el último trabajo de Alan Moore para esta editorial, y que nos llegará en julio.
Por supuesto, y aunque luego resulte decepcionante, me haré con ella.

Lo que resulta del todo un misterio, es el porque la editorial de Joan Navarro ha dejado escapar la publicación de este título, cuando se trata seguramente de los que mejor podía vender.

Esto último, ha sido la razón, por la que he escrito est post.