lunes, 11 de abril de 2011

Invasión ¿secreta?

En Hollywood van por ciclos, y en los últimos meses se han vuelto a poner de moda el cine de extraterrestres.
Si el pasado otoño nos llegó la mediocre Skyline, y en verano llegará la esperadísima Super 8, este mes hemos tenido el estreno de Soy el número 4, y la que nos ocupa, Battle: Los Ángeles (que en un alarde de originalidad, su distribuidora ha titulado aquí como Invasión a La Tierra).

¿Y que nos podemos encontrar en esta mezcla entre Black Hawk derribado y Independence Day?
Pues un guión tan original como su título en castellano.
Una ensalada de tiros y explosiones, que la acercan más al cine bélico que al de ciencia ficción.
Porque aparte de eso, poco más hay.
El diseño de producción esta muy bien envuelto, pero aparte de eso, solo queda el vacío.
Vamos que se gastan el dinero en algo mil veces visto, y apenas aportan nada nuevo.

En cuanto al diseño de los aliens, poco se puede decir, ya que la mayoría de las veces solo se ven en planos generales, y cuando tenemos alguno en primer plano es solo un amasijo de latex que aparenta ser de de carne, en forma de cadáver.

Encima, para más inri, queriendo dar al largometraje una apariencia de realismo, la mayoría del mismo esta rodado con cámara en mano, por lo que al teminar la película acabas más mareado que si te hubieras montado en una montaña rusa.

En definitiva, otra película kleneex más.