viernes, 29 de enero de 2010

La gran superproducción

Leída en el momento que salió en grapa, he vuelto a hacerlo en los dos tomos que Panini sacó el año pasado.
Se trata de los primeros 12 números de la efímera serie Marvel Knights Spiderman, que estuvierón guionizados por Mark Millar y dibujados por Terry Dobson, con la intervención de Frank Cho en un par de entregas.

Tiene razón Stan Lee en la introducción del primer tomo cuando dice que esta aventura del trepamuros es como una película.
Un inmenso blockbuster que solo podremos disfrutar en forma de cómic.
El escocés escribe un sólido guión, que aún conteniendo multitud de referencias a la continuidad del personaje, se puede leer por si solo, aunque no hayas abierto jamás un tebeo de Spidey.

Millar sabe como utilizar sus argumentos, y aunque sabemos que que se trata de un personaje que funciona mejor en solitario, lo mete de lleno en lo que llamamos Universo Marvel, y en su relato podemos comprobar lo rico que es, y bien cohesionado que esta el citado Universo, ya que en él aparecen muchos de los héroes que lo pueblan.

Evidentemente, una buena historia de Spierman no estaría completa sin el enfrentamiento con el villano de turno, y aquí le toca pelearse con casi todos sus enemigos, los cuales le dejarán bastante maltrecho.

En definitiva, una entretenidísima "película" que no veremos en los cines, y de la que no solo disfrutaremos con el guión de Mark Milar, sino que tambien del excelente arte de los dos dibujantes que le acompañan, dotados especialmente en retratar preciosas féminas, por lo que la gozada es aún mayor.

2 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Yota dijo...

A mi me parecio un cagarro enorme, muy bonito, pero un cagarro, sobretodo la solución de Spider-Man para ocultar su identidad secreta, en fin...