lunes, 14 de diciembre de 2009

Poder Supremo

Considerada por muchos el Watchmen de Marvel, Escuadrón Supremo esta muy lejos de parecerse a la obra maestra de Alan Moore.
Además, la intención de La Casa de las Ideas era hacer su propia versión de la JLA, cosa que consigue, ya que cada uno de los superhéroes que sale aquí, es una replica exacta a los de DC.
El argumento es bien sencillo. En una tierra alternativa, semejante a la nuestra, exiten seres con poderes, que hartos de ver las injusticias del mundo, deciden tomar las riendas del asunto, y crear una utopía donde no exista la delincuencia.
Para ello tienen un plan, del cual no todos estarán de acuerdo, y harán lo posible para que este fracase.
Escrita e ideada por Mark Gruenwald, esta pequeña joya no deja de ser el típico tebeo de superhéroes. Eso si, muy bien narrado y con un dibujo muy ochentero.
Quizás las expectativas que tenía sobre él eran demasiado altas debido a su fama, por lo que es un cómic que no me ha dejado del todo satisfecho.
Es más, el remake escrito por Straczynski Supreme Power es muy superior al original.
De haber alguna obra que guarde parecido con esta, sería The Authority, con la que tiene más de un punto en común.
Por lo demás, es un entretenido tebeo, que cunde bastante. No como los de ahora, que te lo acabas en un visto y no visto.