viernes, 10 de julio de 2009

El aprendiz de mago

Ahora que falta menos de una semana para el estreno de la nueva entrega cinematográfica de Harry Potter, ha llegado el momento de escribir brevemente de las anteriores.
Antes de empezar, comentar que el primer director tentado para dirigir la primera entrega fue Steven Spielberg, pero ante la idea de trasladar la acción a Estados Unidos, J. K. Rowling se negó rotundamente.

En noviembre de 2001, llegaría Harry Potter y la piedra filosofal de la mano de Chris Columbus.
Para los personajes principales, es decir Harry Potter, Ron Wesley y Hermione Granger, se eligierón tres prefectos desconocidos que a día de hoy son auténticas estrellas.
Sin embargo, para los personajes adultos, se escogierón actores con renombre, constante que se ha mantenido hasta el momento, de entre lo mejor de la escuela inglesa.
Como no es cuestión de nombrarlos a todos, cualquiera que haya visto las películas sabra de quienes hablo.
Quizás la mayor pega que haya que ponerle a este primer film, es que es una adaptación demasiado literal.
Siendo la novela más corta de todas, dió una película más bien larga, debido a que quisierón abarcar todo el texto.
Un año más tarde, llegaría Harry Potter y la cámara secreta, de nuevo dirigida por Chris Colombus, en la que se vuelve a cometer los mismos errores que en la anterior.
En su conjunto, resulta más irregular, debido a la precipitación con la que se cometió la producción, para poder estrenarla en la fecha prevista, para que así pase un año entre una y otra, y poder mantener a los mismos actores a lo largo de toda la saga, ya que cada novela corresponde a un curso en la Escuela de Magia Howarts.
Por fortuna, y aunque los actores han crecido más rapidos que sus homonimos en papel, los han mantenido durante todas las películas, y estas se han distanciado más en el tiempo, pudiendo así tener estas un mejor acabado.
Para la tercera entrega fué tentado Guillermo del Toro, pero por recomendación suya fué elegido Alfonso Cuarón.
Así, en el verano de 2004, se estrenó Harry Potter y el prisionero de Azkaban, siendo para el que esto escribe la mejor de todas hasta el momento.
Esto es debido a que el director mexicano dotó a la película de un ritmo más cinematográfico, dandole un tono más oscuro y menos infantil.
Tambien tiene mucho que ver, que el guión esta más condensado, quitando lastre innecesario en una adaptación, y que la novela en la que se basa, resulta ser la mejor de todas ellas.
Harry Potter y el Cáliz de fuego, estrenada en noviembre de 2005, fué dirigida por Mike Newell, siendo la primera vez que esta labor la comete un inglés.
Este, con muy bien criterio, opto por seguir la senda que el director mexicano había seguido en la anterior entrega.
Esto es, llevando a la saga por derroteros más tenebrosos y terroríficos, y alejandola cada vez más del cine familiar.
Aún siendo inferior a la tercera entrega, es una continuación muy lograda, conteniendo los momentos más espectaculares hasta el momento.
Y llegamos hasta la quinta entrega y última estrenada hasta el momento.
Julio de 2007, fué la fecha elegida para el estreno de Harry Potter y la Orden del Fénix.
Para dirigirla, el elegido fué otro inglés, en este caso el poco experimentado David Yates, que tambien se ha hecho cargo de la que esta por llegar, y de las que adaptan la última novela, ya que esta, será dividida en dos películas.
Resulta curioso que el libro más extenso de los siete que componen la saga, haya dado pie a la película más corta de todas.
Es posible que en esto haya influido el cambio de guionista, ya que si en las anteriores esta labor fué acometida por Steve Kloves, en esta ocasión se encargó Michael Golberg.
Por suerte, en las que quedan por estrenarse, el primero de ellos vuelve a encargarse de los guiones.
Y es que esta adaptación, peca de tener un ritmo demasiado acelerado, y por el camino se pierde demasiadas cosas imprescindibles.
Por ello creo, que es la menos conseguida de todas.
Ha llegado el momento de quitarse los prejuicios de encima, y decir a todos aquellos que consideran esta maravillosa saga como algo para niños, que se acerquen primero a los libros, y después vean las películas, y así comprueben lo confundidos que estan.

2 comentarios:

Mythos dijo...

Tal como yo lo veo Harry Potter es una saga cuya peculiaridad y atractivo es ver crecer a los personajes. Se pasa de un tono infantil a uno adolescente y de esta manera la historia crece al mismo tiempo que lo lo hace el lector o el espectador. Algo asi a lo que pasaba con Dragon Ball donde la evolución de los personajes era uno de los mayores atractivos de la serie.

Jessica Jones dijo...

David Yates no Peter XD

Yo tenia bastantes prejuicios sobretodo despues de ver las dos primeras pelis, pero insistieron en dejarme los libros y ahora soy fan de la saga.