martes, 19 de mayo de 2009

Los pasajeros del tiempo

Aviso importante: Los que no hayan visto terminar esta quinta temporada, se abstengan de leer este post, ya que contiene numerosos spoilers.


Estamos a un año de que termine la mejor serie televisiva de todos los tiempos.
Por estas mismas fechas, en el 2010, por fin conoceremos el final que les espera a los pasajeros de vuelo Oceanic 815 y demás personajes de Perdidos.

En esta intensa temporada que acaba de terminar, hemos asistido a un Tour de Force realmente impresionante, donde cada capítulo era una sorpresa.
Desde los continuos desplazamientos en el tiempo, hasta su desconcertante final, en el que hemos podido conocer a Jacob, un misterioso personaje del que sabemos más bien poco, pero que seguramente conozcamos de sus intenciones en la sexta y última temporada.
En esta serie nada ocurre al azar, y según parece todos los personajes estan conectados de alguna forma.
Aunque eso es algo que sabiamos desde el principio, ahora resulta del todo evidente.

Supongo que todos los que la hemos estado siguiendo, nos hemos preguntado porque un determinado personaje (por supuesto me estoy refiriendo a Richard, o tal vez debería llamarle Ricardus), no ha envejecido en el transcurso de los años, y sin embargo los otros personajes no tienen muy en cuenta este hecho.
Pues bien, John Locke se atrevido ha hacerle esa pregunta, aunque para nuestra desilusión la respuesta ha sido muy evasiva.

Es de esperar, que todo quede resuelto en los 17 capítulos que quedan, pero después del doble capítulo final, voy a poneros mis propias conclusiones de lo que nos puede esperar.
Aunque seguramente al final resultara que estoy totalmente equivocado, voy a jugar con la especulación.

Tanto Jacob, como Richard y el otro personaje que se nos presenta al principio del capítulo junto al primero, son una especie de Dioses aburridos que de vez en cuando les gusta jugar con los mortales.
Algo parecido a lo que sucede en Furia de Titanes.
A lo largo de la historia de la humanidad, nos han estado utilizando para sus caprichos.
Solo asi se explica la existencia de la gigantesca estatua que se encuentra en la isla, con remiscencias egipcias.
Y por supuesto toda clase de símbolos y carácteres extraños que hay en los diferentes templos que hay distribuidos en ella.
El viejo barco de vela que vimos en la primera temporada, es el que aparece en la secuencia inicial, por lo que doy por hecho, aunque no se nos haya dicho, que esta transcurre sobre el siglo XVII.
Siglo arriba, siglo abajo.
Lo que no contaban estas supuestas deidades es que estos juguetes les iban a salir algo rebeldes.

Ahora que Juliet ha conseguido detonar la bomba, nos queda saber si el plan de Jack ha dado resultado, y todo vuelve al lugar donde empezó.

Si asi resulta, el avión llegará a su destino, estos tipos jamás se habrán conocido, y recuperarán felices sus mediocres vidas.

Pero me da que no va a ser asi.

No se porque, pero creo que en la próxima y última temporada, que deberá cerrar todos los cabos sueltos, además de asistir al destino final de nuestros protagonistas, conoceremos quienes son de verdad Jacob, Richard, y los pasajeros del avión siniestrado en esta temporada (si, esos que llevan la caja con el cadáver de Locke, por lo que se da por supuesto que quien a mandado a Ben a matar a Jacob es el mismo individuo que salió al principio; debe ser un skrull u otra especie de metamorfo, que tambien puede ser que se trate de extraterrestres), y les veremos en acción en diferentes etapas de la Historia.

No se si andaré muy desencaminado, o por el contrario estaré en lo cierto,podeís dejar vuestras opiniones al respecto; pero espero que el final sea coherente y sorprendente, y no nos defraude.

1 comentario:

Mythos dijo...

Yo más o menos pienso lo mismo pero creo que, al final, Jacob y su enemigo serán extraterrestres que llegaron a la tierra a saber cuando. Porque para ser dioses Jacob parecía muy mortal.
Quizá la clave sea la frase final de Jacob "Ya están llegando" que sino se refiere a Jack y Cia... ç

Saludos