viernes, 19 de diciembre de 2008

Tras los pasos de Tolkien

Si hace una semana reseñe cierta película sobre un conejo, hoy toca hacerlo sobre otra película estrenada por las mismas fechas que aquella, en las navidades de 1988.
Se trata de Willow, una producción de George Lucas, dirigida por Ron Howard.

Willow Ufgood es un aspirante a mago, de raza nelwyn, que un aciago día se encuentra una canastilla con un bebé dentro.
Se trata de aquel que acabará con el reinado de oscuridad de la Reina Bavmorda, que hará todo lo posible por encontrarlo para asi poder matarlo.
Si quererlo ni comerlo, Willow se vera envuelto en un viaje de ida y vuelta que transformara para siempre su forma de ser.
Para ello encontrara la ayuda de Madmartigan, un guerrero mentiroso y pendenciero, pero de noble corazón.

Es evidente la influencia del Maestro Tolkien en la vida de George Lucas.
Si en Star Wars, las comparaciones con El Señor de los Anillos son inevitables, lo mismo podemos decir de esta, ya que se trata de un film nacido trás la imposibidad de llevar a cabo una adaptación de El Hobbit por parte del dueño de LucasFilm.
Asi que ni corto ni perezoso, escribió el argumento de este largometraje.
No recibió muy buena acogida en el momento de su estreno, pero con el tiempo se ha ido convirtiendo en un film de culto.
Además se trata de uno de los primeros en utilizar el ordenador para los efectos visuales, creando para ello lo que hoy conocemos como " efecto morphing".
Para su realización, Lucas buscó por todo el mundo personas afectadas por la Acondroplasia, enfermedad que vulgarmente conocemos como enanismo, para que dieran vida a los nelwyn.
Para el papel principal eligió a Warwick Davis, viejo conocido ya que interpretó al ewock Wicket en El retorno del Jedi, acompañado por un desconocido por aquel entonces Val Kilmer.
Como anécdota decir que este último conocería en esta película a la que sería su esposa Joanne Whalley, aunque se divorciarían años después.
Para acabar, diré que aunque el paso del tiempo ha hecho mella en ella, y más trás los logros conseguidos por Peter Jackson, se puede seguir disfrutando sin ningún tipo de prejuicios.

4 comentarios:

PAblo dijo...

Hombre, yo creo que a pesar del paso del tiempo conserva su encanto. Le pasa un poco como a "Dentro del laberinto" o "Lady Halcón" que a pesar del tiempo transcurrido se ven con agrado.

Mira, ya te he dado un par de títulos para próximas reseñas nostalgicas. ;-D

Impacientes Saludos.

Ternin dijo...

Mola.

Estoy esperando a que Telecinco la ponga estas Navidades. Es una costumbre entre sus programadores.

_Muerte_ dijo...

Pues sí, para mí Willow me recuerda a Navidades. Igual que Los Inmortales (1). Cuántas veces la habrán puesto :-)

Iván el Terrible dijo...

AGUANTE GEORGE LUCAS!