domingo, 15 de mayo de 2011

El último cine

Hoy cierra sus puertas, la última gran sala cinematográfica que le quedaba a Bilbao.

El Cine Capitol, fue inaugurado en 1959, y en sus años de esplendor, no fue una sala que destacara por acoger los grandes estrenos (estos estaban reservados para cines con más solera y más centricos como lo ya hace tiempo extintos Astoria, Consulado o Coliseo Albia), pero si por la calidad de sus instalaciones.

En 1992, sufrió una remodelación, y fué convertido en un complejo de 4 salas.
Eso si, la sala central seguía respetando la grandeza de los cines de antaño.

Con el paso del tiempo, y debido a las nuevas tecnologías y el cambio de habito de la gente en su tiempo de ocio, los grandes cines de la Villa fuerón cerrando, a la vez que se abrían multisalas en los grandes centros comerciales que se instalaban en la provincia.

Así que, hasta hoy, el último bastión que le quedaba al Circuito Coliseo, ya que el teatro que daba nombre a la cadena se ha convertido recientemente en el nuevo casino, era los salas que tenía en la calle Villarías, y que serán reconvertidos en una macro-tienda deportiva, de una firma francesa, cuyo nombre me voy a abstener de nombrar.

Por tanto, a partir de mañana, el que quiera ir al cine en la capital, solo le quedarán dos opciones, o bien ir al único centro comercial que hay en la villa, o por el contrario ir a la remodelada Alhóndiga, en la cual desde hace un año la cadena navarra Golem abrió un complejo.
Tambien nos quedan los conocidos como Multicines, en los cuales practicamente solo se estrenan películas alejadas de circuito comercial que nos impone Hollywood, por lo que estan reservados a espectadores más selectivos.

Bilbao se convierte así, en la ciudad con menos cines por habitante de todo el Estado.
Una verdadera pena, cuando resulta ser una de las que más ha subido el turismo en los últimos años.
Y es que parece increible, que en una ciudad industrial como fué Bilbao, que ha pasado hace poco a ser una ciudad de servicios, tenga menos salas de cine que Soria.
Sin ánimo de ofender a la capital castellano leonesa.
Los bilbaínos echaremos de menos a esta emblematica sala.

PD: El Circuito Coliseo desaparece dentro del mapa de la exhibición cinematográfica, ya que los complejos que le quedaban, el ubicado en el Centro Comercial Zubiarte, y el de Max Center, este en Baracaldo, los ha vendido a la empresa catalana Cinesa.