domingo, 13 de marzo de 2011

El último héroe de acción

Jamás le darán un premio por sus interpretaciones, y sus películas nunca ganarán un Oscar, pero desde aquí, quiero reinvidicar a Jason Statham, que aunque los largometrajes que protagoniza no pasarán a la historia del séptimo arte, tienen al menos la virtud de ser muy entretenidas, y que consiguen evadirte durante hora y media.
Y lo más meritorio de todo, no insultan la inteligencia del espectador.


El último ejemplo sería, The Mechanic, película que ayer por la noche tuve la oportunidad de ver, vía internet.
El resultado es una meritoria cinta de acción, que no necesita transcender, pero con la que pasas un rato la mar de entretenido.
La misma es un remake de la aquí titulada Friamente, sin motivos personales, que protagonizó en los 70, Charles Bronson, en una época en la que estos tipos de films estaban bien vistos.

Pero lo que no quiero hacer aquí es una valoración de esta película, sino como bien dije al principio, destacar la labor del actor inglés, que por méritos propios ocupa hoy el sitio que en otra época pasada no demasiada lejana ocupó Bruce Willis.

1 comentario:

juanky dijo...

jason Statham es mucho mejor que los niñatos de las peliculas de crepusculo y tienes razon es el sucesor del gran bruce willis