jueves, 18 de febrero de 2010

Una experiencia alucinógena

El título de este post es bastante significativo de lo que Grant Morrison nos ofrece en su más personal y ambiciosa obra: Los Invisibles.
Basta con mirar al líder del grupo que da título a la obra para ver su parecido con el guionista.

Del argumento mejor no hablamos, ya que resulta imposible resumirlo en pocas palabras.Tan solo decir que los hermanos Wachowski la tuvieron muy en cuenta a la hora de escribir el guión de Matrix.


Repartida en tres volúmenes, de 25, 22 y 12 números, el escocés da rienda suelta de todo aquello que le inquieta, en la obra más anárquica, amoral y transgresora que ha dado el noveno arte.
Una obra en su conjunto irregular, con momentos brillantes, junto a otros verdaderamente insoportables.
Eso sí, su lectura no dejará indiferente a nadie.